Nueva Zelanda y Australia serán las sedes oficiales de la Copa Mundial de Fútbol Femenino

0

Gracias a su excelente comportamiento con la igualdad de los derechos para las mujeres, Nueva Zelanda fue recientemente seleccionado como país anfitrión de la Copa Mundial de Fútbol Femenino en 2023. La elección para albergar uno de los campeonatos deportivos más importantes del mundo, refuerza la importancia de su compromiso con la población femenina.

Nueva Zelanda cuenta con más 5 millones de habitantes, de los cuales la mitad son mujeres. En 2019 se realizó un estudio y se identificó que las mujeres representaban casi la mitad de la fuerza laboral de Nueva Zelanda, lo que representa el 48% del total de los trabajadores del país. A pesar de este equilibrio, la división salarial no siempre fue igual entre hombres y mujeres. Sin embargo y gracias a su perseverancia, desde 1998 la diferencia disminuyó exponencialmente, y cayó un 40%.

Luego, fue distinguido por ser el primer país donde las cinco jerarquías más grandes de poder, fueron ocupadas por mujeres. Nueva Zelanda es uno de los pocos lugares en el mundo donde los hombres y las mujeres tienen los mismos derechos con respecto al permiso parental: el cuidador principal tiene derecho a al menos 22 semanas de permiso.

El país también fue pionero a nivel mundial en otorgar el derecho al voto a las mujeres, en 1893. Cien años después, en 1993, se inauguró el Monumento Nacional Kate Sheppard en la ciudad de Christchurch, que lleva el nombre de la líder de la campaña por el voto femenino. en el país.

Varios otros monumentos y homenajes a mujeres importantes se extienden por las islas del norte y sur de Nueva Zelanda. Al llegar al aeropuerto de Auckland, por ejemplo, es posible visitar la estatua de la aviadora Jean Batten, quien se convirtió en la personalidad neozelandesa más conocida de la década de 1930 debido a su número récord de vuelos individuales.

La importancia de las mujeres en la cultura maorí tampoco fue pasada por alto. En la Isla Norte, el nombre de la ciudad de Whakatane significa literalmente «actuar como un hombre». La historia se remonta al siglo XII, cuando se prohibieron las canoas para mujeres. Sin embargo, después de que los hombres se fueron, la joven Wairaka, hija del jefe Toroa, condujo a las mujeres en una canoa para salvarlas y las llevó a tierra. En su honor, hay una estatua de bronce en el sitio. El distrito de Hokianga, en el extremo norte, alberga una estatua de Whina Cooper, un famoso líder maorí que luchó por los derechos de su pueblo y sus mujeres.

En el deporte, las mujeres de Nueva Zelanda también se destacan. Lydia Ko es la golfista profesional más joven en ser la número uno del mundo a la edad de 17 años en 2015. Además, es la golfista más joven en la historia en ganar el Abierto de Mujeres de Nueva Zelanda.

Otra atleta prometedora de Nueva Zelanda es la adolescente Paige Hareb, quien se convirtió en la primera neozelandesa en calificar para el Circuito Mundial Femenino de la Asociación de Profesionales del Surf (ASP) en 2009, denominado Dream Tour.

 

Share.

Comments are closed.