El Pac-Man cumple 40 años: así nació el videojuego más exitoso

0

Hace 40 años, el 22 de mayo de 1980, en un local de entretenimientos del barrio de Shibuya, en Tokio, una figura amarilla sin ojos intentaba alimentarse mientras huía de un grupo de fantasmas que lo perseguían en un laberinto.

No es el guión de una película de terror de clase B, sino el sencillo argumento del Pac-Man, el arcade que se convirtió en un icono de la cultura popular.

Un juego menos agresivo
La idea fue del diseñador de videojuegos Toru Iwatani, que con 25 años trabajaba para la compañía japonesa Namco.

Del Pong de Atari la industria del videojuego había pasado a los Space Invaders (Marcianitos, en España), que lideraban la tendencia de los entretenimientos donde la consigna era disparar a todo lo que se moviera.

Iwatani lo veía demasiado agresivo y pensó en qué podría atraer a hombres y mujeres a un mismo espacio. Y eso fue la comida.

El creador del Pac-Man buscó alguna temática que pueda ser más amable y divertida que estar matando marcianitos. Y pensó en el acto de comer

“Al principio consideré que temas como la moda o el romance serían más adecuados para las mujeres, pero luego pensé que les gusta la gastronomía. Así fue como me centré en el acto de comer como el concepto principal”, describió Iwatani a CNN.

Pac man en el Computer Games Museum (Computerspielemuseum) in the German capital. (Alemania, Japón) EFE:EPA:OMER MESSINGER
Un Puck-Man antes de que cambiara su nombre, en un museo de videojuegos de Berlín. Foto: Omer Messinger-EFE

La inspiración del futuro juego le llegó cuando un día comía una pizza: al quitarle una porción vio el dibujo de una criatura con la boca abierta. Había nacido el Pac-Man.

Cambio de nombre
El nombre original se podía traducir como Puck Man, donde puck es la onomatopeya del acto de masticar.

Pero cuando se exportó a EEUU la compañía Midway Games, con buen tino, pidió cambiar el nombre porque ya veía que miles de adolescentes cambiarían la P de Puck por la F, y el producto se hundiría entre burlas.

El más exitoso
El éxito del Comecocos fue tan grande que todavía permanece como el arcade más exitoso de la historia, con casi 294.000 máquinas vendidas en el mundo entre 1981 y 1987. Las razones de su boom son varias.

Por un lado, la ausencia de género. El protagonista amarillo no tiene ningún rasgo que identifique su sexualidad, aunque el nombre Pac-Man evidencia que es masculino.

pac man secuencia
Entre cambios de pantallas había secuencias cómicas

De hecho a los pocos años se creó a su pareja, Ms Pac-Man, que tiene un ojo maquillado con delineador, pintalabios y un moño rosa.

Innovaciones
La ausencia de botones ayudó a que sea fácil de jugar, aunque todo el mundo sabe que cada vez que se termina un nivel los fantasmas son más rápidos y es más difícil huir de su acoso.

Otra innovación es el breve número de descanso entre pantallas, donde el Pac-Man y los fantasmas presentan una escena humorística.

Cada fantasma tiene una conducta determinada: el rojo es el más agresivo y el cian huye del Pac-Man

Los cuatro fantasmas, conocido como Blinky (rojo), Pinky (rosa), Inky (cian) y Clyde (naranja), fueron programados para tener diferentes conductas para rodear al Comecocos, que si uno era avispado, podía explotarlas a su favor.

Por ejemplo, el rojo es el más rápido, el cian es más lento y prefiere huir del Pac-Man. Y como bien saben todos los que lo han jugado, las cuatro píldoras grandes de los costados convertían al perseguido en perseguidor, con los fantasmas transformados en criaturas azules que el Pac-Man podía devorar.

Un final accidentado
El juego tiene fin. Pero es un final producto de un error: tras 255 niveles se llega a una pantalla que, por un error de programación, se altera con letras, frutas y una galimatías en el diseño.

Iwatani pensó que nadie podría finalizarlo y no se preocupó en crear un final que tenga alguna ceremonia u homenaje al jugador.

pac man 256
Un error informático altera el último nivel, la pantalla 256.

El primero que logró realizar un juego perfecto, o sea sin perder vidas y con el máximo puntaje posible, fue Billy Mitchell en 1999, que terminó el nivel 255 tras seis horas con 3.333.360 puntos.

Pero luego el récord fue eliminado cuando se supo que no había usado las máquinas con monedas originales sino una plataforma de emulación en ordenador.

Namco y Microsoft organizaron en 2007 un mundial de Pac-Man y el ganador fue el mexicano Carlos Borrego, quien fue premiado por el padre de la criatura, Toru Iwatani.

Icono popular
El Pac-Man tuvo varias secuelas, pero no todas tan exitosas, y varias sin autorización de sus creadores.

Además de la citada Ms Pac-Man también se lanzaron Super Pac-Man (con un laberinto de mayores dimensiones), Baby Pac-Man (híbrido entre laberinto y pinball), Pac-Land (en que el protagonista ya tiene ojos, extremidades y corre entre ciudades y campos), entre otras.

Fue citado en numerosas películas y series, incluso protagonista de la poco recomendable Pixels, en que se convierte en una criatura virtual que pretende devorar el mundo.

Cuando Google homenajeó a Pac-Man en sus 30 años con un doodle se perdieron 120 millones de dólares en personas que se distrajeron con el juego en vez de trabajar

Su popularidad ha sido tan grande que hace 10 años, cuando Google puso a un Pac-Man en el doodle del buscador, se evaporaron 120 millones de dólares por cinco millones de horas-hombre perdidas. Cientos de miles de personas quisieron volver a su infancia tratando de derrotar a cuatro fantasmas de colores en un laberinto lleno de cocos amarillos.

fuente: cerodosbe

Share.

Comments are closed.