Dos visitas imperdibles en la Ciudad de Buenos Aires

0

A veces por falta de tiempo, otras por postergar la visita a aquello que se tiene cerca, muchos vecinos de la Ciudad de Buenos Aires o sus visitantes frecuentes se pierden de conocer lugares muy recomendables. Entre ellos, se destacan Smart Gallery, cuya muestra de verano con obras de Natalia Cacchiarelli, Hernán Salamaco, Andrés Sobrino y Agustina Nuñez puede visitarse de manera gratuita hasta el 20 de marzo; y el Palacio Piccaluga, que ofrece visitas guiadas diurnas y nocturnas los sábados

Para quienes gustan del arte, o bien les despierta interés y quieren acercarse por curiosidad,bajo el título “Prismas, colores y líneas curvas”, de lunes a viernes de 13:30 a 19:30 y hasta el hasta el miércoles 20 de marzo podrá disfrutarse de manera gratuita esta fantástica exposición de los reconocidos artistas Natalia Cacchiarelli, Andrés Sobrino, Hernán Salamanco y Agustina Nuñez. Smart Gallery está ubicada en Av. Alvear 1580, PB, Recoleta.

Natalia Cacchiarelli nació en Bahía Blanca en 1971 y estudió en la Escuela Nacional de Bellas Artes Prilidiano Pueyrredón, donde se recibió de profesora nacional de pintura y dibujo. Alumna de los maestros Juan Doffo y Adolfo Nigro. Fue reconocida con varias distinciones en todo el país y expuso sus obras en Argentina y, en el exterior, en Uruguay, Estados Unidos, España, Panamá y Ecuador. Participó en las ferias ArteBA. En la década del 90 formó parte del grupo ¢ (cero barrado) exponiendo en espacios no convencionales del circuito.

Andrés Sobrino. Nació en Tucumán en 1967 Diseñador gráfico y artista plástico.
Desde su agencia Simplestudio desarrolla trabajos de identidad institucional, multimedia y editorial para entidades culturales, museos, galerías de arte y empresas. En el transcurso de su búsqueda estética como artista plástico participó en numerosas exposiciones a lo largo de nuestro país y en Brasil, Holanda, Estados Unidos, Colombia y Francia.

Hernán Salamanco. Nació en Buenos Aires en 1974, donde vive y trabaja. Estudió en la Escuela Nacional de Bellas Artes Prilidiano Pueyrredón y en el taller de Litografía en la Academia Real de Bellas Artes, en Bélgica. Se perfeccionó en el taller de Luis Duarte y participó en numerosas muestras individuales y colectivas en nuestro país y en Reino Unido, Estados Unidos y Chile. En 2000 obtuvo la Beca Nacional de apoyo a la creación artística del Fondo Nacional de las Artes; en 2008 obutvo el  2° Premio LXII Salón Nacional de Rosario, en el Museo de Arte Contemporáneo de Rosario y, en 2010, ganó el 1ª Premio IV Salón Banco Central de la República Argentina y el 2ª Premio Salón Banco de la Nación Argentina, Edición Bicentenario.

Agustina Nuñez, por su parte, nació en Buenos Aires en 1980. Licenciada en Artes Visuales. Dibujante que eligió el blanco y negro, y la línea como elementos definitivos de su obra. El lápiz y el papel son sus “límites positivos” a la hora de crear, idea que toma de David Hockney, fuente inagotable de inspiración para la artista. Sus trabajos de los últimos años tienen como rasgo común una especie de acabado que aparenta ser un grabado litográfico o plotter, aunque en realidad son líneas pintadas a mano. Paralelamente recorta papeles y crea collages, sus cutouts con bisturí.

Para más información, ingresar en www.smartgalleryba.com

Historia y arquitectura para conocer parte de la antigua Buenos Aires

En el caso del señorial palacio, está ubicado sobre la calle Marcelo T. de Alvear 1560, también en el coqueto barrio de Recoleta, y se puede recorrerlo en visitas guiadas diurnas –empiezan a las 17 horas los sábados- y en visitas guiadas nocturnas –arrancan a las 20 los sábados e incluyen una degustación de quesos, vinos y un show de cuerdas-.

Recorrer sus ambientes es como retroceder en el tiempo para ver y entender cómo vivían las familias acomodadas de la época, y por supuesto, cómo lo hacían sus numerosos sirvientes.

El Palacio Piccaluga es un edificio exclusivo correspondiente a la tipología residencial ¨Petit Hotel¨, de gran adhesión a principios del Siglo XX, y se trata de una versión minimizada del ¨Grand Hotel¨, tipología muy difundida en la aristocracia francesa. Sus casi 2000m2 de superficie cubierta, distribuidos en 3 amplias plantas, más un gran  jardín interno, generan ambientes flexibles y amigables para poder vivir una experiencia única. Espacios sofisticados y señoriales se entrelazan con rincones acogedores y cálidos, aunados por la elegancia de la historia.

Inaugurado a comienzos del 1900, fue el resultado de la obra del calificado arquitecto Ítalo-Suizo Domingo Donati (1866-1925), quien luego de estudiar en la Academia de Brera (Milán, Italia) llegó a nuestro país. Aquí fue reconocido rápidamente por su enorme capacidad y vivió durante cuarenta años, en los cuales proyectó numerosos edificios de excelente calidad en Buenos Aires y Mar del Plata. Su obra se destaca por la incorporación de pequeños patios que abastecen de luz a los sectores más oscuros de la planta permitiendo desarrollar una multiplicidad y versatilidad de espacios poco frecuentes para este tipo de edificaciones.

 Para más información, adquisición de entradas y consultas por visitas para grupos cerrados o agencias de viaje, ingresar en www.palaciopiccaluga.com, o por mail a visitas@palaciopiccaluga.com

Compartir.

Sobre el Autor

Comentarios están cerrados.

WP to LinkedIn Auto Publish Powered By : XYZScripts.com